II Calotipo Campestre

octubre 8, 2012 · · No hay comentarios

Vuelta al verde y al aire fresco! Y es que después de la buena acogida que tuvieron nuestras primeras Jornadas Campestres, decidimos despedir el verano con otra visita a la fantástica Masía Collado Royo. En esta ocasión preparamos otros talleres distintos que ofrecer a los participantes, dedicados a la serigrafía y la encuadernación.

Recibimos a los asistentes como la vez anterior, a lo largo de la tarde del viernes (hasta entrada la noche) y después de las presentaciones y de explicar un poco en que consistirían los talleres, disfrutamos conversando, cenando y oyendo llover delante de la chimenea hasta que nos fuimos a reponer fuerzas (algunos antes que otros) para soportar estoicamente el maratón que nos esperaba, sin saberlo, el día siguiente.

El sábado por la mañana arrancó la primera jornada con una breve explicación sobre la serigrafía y enseguida los asistentes comenzaron a experimentar con las estampaciones sobre diferentes tipos de papel y telas. Aunque el taller estaba previsto con una duración de 4 horas, ellos experimentaron y experimentaron y experimentaron… Hasta casi las 12 de la noche!!!!! Y esto es lo mejor de dar un taller… ¡Si hasta nació una nueva profesora! Gracias Pilar por renunciar a la siesta y conducir a los alumnos hacia una estampa casi perfecta! Y volviendo a los resultados… papeles, camisetas, bolsos de tela, telas varias para convertirse en futuras libretas… todos los soportes se serigrafiaron en una producción interminable… ¡Pero si la casa parecía unos grandes almacenes con toda esa ropa colgada en perchas por las estanterías!

Un sábado pasado por agua y tinta (no paró de llover) hasta que el domingo amaneció soleado para un nuevo taller de encuadernaciones varias. Lo que en principio iba a ser una clase de creación de libretas con lomo recto se convirtió en otra producción con encuadernaciones varias de mayor y menor complicación: con lomo, sin lomo, hacer tripas con hoja suelta, cuadernillos cosidos, cuadernillos sin coser… Aprendimos mucho todos, de los buenos resultados y más aún de los errores… ¡Porque nadie dijo que la encuadernación fuera fácil!

Además de disfrutar de la calma y el relax del entorno que nos rodeaba, pudimos de nuevo dar buena cuenta de la fantástica cocina de Roberto y Pilar, los dueños de la Masía, y de su horno de leña. Muchas gracias a ellos de nuevo por el cariño y la dedicación en los platos que nos ofrecieron. Estamos seguros de que algún participante repetirá talleres sólo por la comida…

Os dejamos con el video y las fotos que hicimos durante el fin de semana, y os invitamos a estar atentos a las próximas jornadas, esta vez serán ya en la primavera del año que viene.

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

serigrafia

 

|

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.